La Bioestimulación con factor de crecimiento PRP, es un tratatmiento relativamente novedoso en Medicina Estética ( diez años) no así en otras disciplinaspeeling  como Odontología y Dermatología donde este tratamiento se usa desde hace varias décadas.

Actualmente también se utiliza en Medicina Deportiva, Traumatología, Reumatología y en Oftalmología.


En qué consiste:

Consiste en obtener del paciente su propio suero plasmático, haciendo inmediatamente antes una extracción de sangre, esta sangre en tubos estériles se centrifuga. En el tubo observamos una parte roja, que desechamos y una parte amarilla que es el suero, la parte que está justo por encima de la roja, es la porción de suero rico en plaquetas y dentro de éstas se encuentra el factor de crecimiento, será justo esta parte la que introducimos en dermis.

Qué es el Factor de Crecimiento?

El factor de crecimiento es una proteína plasmática que estimula a todas las células dérmicas para que fabriquen los constituyentes que con el tiempo se van atrofiando, a la vez que también surgen nuevos capilares, que darán hidratación y en definitiva vida a este nuevo tejido dérmico.

El resultado es una dermis más esponjosa y más hidratada, que desde fuera se traduce en una piel más rejuvenecida, aquella que tuvimos cuando éramos jóvenes.

Sesiones necesarias:

Lo ideal es hacer tres sesiones al año, podemos hacerlas seguidas o una sesión cada cuatro meses. Una vez más ponemos crema anestésica para que el tratamiento sea indoloro y también se trata cara, cuello, escote y dorso de manos.

 

Aplicación en la caída del cabello:

Para la caída del cabello también está indicado este tratamiento. Con una sesión ya se ven los resultados, pero lo ideal es hacer tres sesiones.

En la misma sesión también se infiltra en cuero cabelludo, un complejo formado por vitaminas, aminoácidos y polipéptidos, todos son para evitar la caída y potenciar el crecimiento del folículo piloso y así el pelo crezca sano y fuerte.