Hasta ahora disponíamos de técnicas basadas en tratamientos de relleno con ácido hialurónico reticulado y tratamientos con Hilos.
Como ya sabemos, el ácido hialurónico reticulado da volumen en mayor o menor medida, según el que utilicemos. Puede ser un inconveniente en aquellas caras que ya tienen cierto volumen ó que son muy redondas.

Los Hilos, como ya sabemos, podemos colocarlos en forma de malla ó usar Hilos más gordos provistos de espículas o de conos para tensar y recolocar zonas flácidas.

Tanto el ácido hialurónico como los Hilos son regeneradores de colágeno, además
de dar volumen ó tensar respectivamente.

Pués bien; la novedad consiste en usar productos que regeneren fabricando colágeno, pero que no den volumen.
Hay muchos rostros que no necesitan nada de volumen pero sí necesitan tensar la piel de manera natural, además de rejuvenecer la piel fabricando colágeno.

Para esto, ya disponemos de un ácido hialurónico no reticulado de última tecnología biorevolumétrico, llamado BIOEXPANDER.

Con BIOEXPANDER se consigue por un lado restaurar de forma inmediata y natural los volúmenes, no por relleno sino por expansión del tejido dérmico.
Por otro lado también estimula la producción de colágeno natural durante meses, por lo que la piel mejora con el tiempo (tres meses) en brillo y elasticidad.

Recién hecho el tratamiento observamos una mejoría porque la piel se estira a la vez que aquellas depresiones, surcos o arrugas disminuyen notablemente.
Este efecto se debe a que tecnicamente se introduce el BIOEXPANDER siguiendo las líneas de tracción, en forma de abanico por finos hilos.

Se puede poner en:

  • Mejillas
  • Arrugas perilabiales
  • Lineas de marioneta
  • Zona mandibular
  • Ojeras
  • Cuello
  • Escote
  • Manos

 

Resumiendo, podemos decir que es un Tratamiento natural, que restaura los volúmenes perdidos y al mismo tiempo activa el proceso de rejuvenecimiento gracias a su altísima capacidad de fabricar colágeno.